Vidas Pasadas : Recordando quien eres.






La curiosidad mato al gato. Esta frase es perfecta y resume muy bien el interés que existe por saber, no quienes somos, si no quienes fuimos. Es licito y comprensible que una vez llegas al conocimiento de que existe la reencarnación, que hemos vivido otras vidas y que además existen múltiples herramientas para recordar esos episodios vividos, que crezca tu interés en saber quien fuiste y que viviste. El velo que nos es impuesto no debe ser un impedimento para iniciar tu proceso de recordar. Solemos tener la tendencia a creernos mas de lo que aparentamos, a lo mejor tenemos vidas vacías o carentes de interés "en apariencia" normales y mundanas, y nos queda esa llamita de esperanza en que al menos en el pasado hayamos hecho algo productivo con nuestra vida.

Hay muchos que toman distintos roles pensado que a lo mejor fuimos héroes en alguno de esos episodios pasados, gente importante, personas que dejaron algún tipo de huella en la historia y que hoy estaría bien recordar para no sentirnos tan miserables y tan huecos interiormente, pero nada de eso se ajusta a la realidad, no creo que realmente nadie que se quiera enfrentar a ese proceso de recordar, tenga en mente que pudo ser Alejandro Magno o Napoleón, por que es probable que se lleve un gran chasco, aparte de que seria muy inmaduro iniciar un proceso semejante con algo de esto en mente.

Libérate y deshazte de todo el lastre que impide tu crecimiento.







A menudo nos acostumbramos a vivir sin asumir ningún riesgo, nos construimos una burbuja y nos esforzamos por que esta, nunca explote. Vivimos acomodados en las programaciones que nos instalaron de pequeños y nos cuesta asumir la responsabilidad de desprendernos de ellas. Las asumimos, las reconocemos, sabemos que están ahí y cuanto nos limitan, pero tememos arrancarlas totalmente de nuestras vidas, por temor a lo desconocido, el miedo irracional al no tener nada al que asirnos, cuando las zancadillas que nos de la vida nos hagan caer. Vivir con la necesidad permanente de esas muletas ideológicas es una forma mas de esclavitud, no nos podemos definir como seres humanos libres y responsables, si no nos desprendemos de todo aquello que nos dijeron que era cierto y que nosotros en nuestro camino hemos averiguado que no.

Debemos aprender a vivir sin creer, sin dar algo por sentado, sin inseguridad y sin miedo. Debemos asumir que para ser seres conscientes y responsables tenemos que formarnos también mentalmente, crearnos un carácter y una personalidad propia, olvidarnos de los modelos del pasado y atrevernos a crear el nuestro, perder el temor al error, perder el pudor y la vergüenza, mostrarnos tal cual somos y no arrepentirnos jamás de nuestras decisiones, solo así, empezaras a forjar una personalidad con una identidad y unas ideas propias basadas en su experiencia y sin copias de modelos caducos e inexactos. Dejar de asumir como propias, ideas, conductas y conceptos ajenos, limpiar nuestra mente y empezar a construir nuestra propia estructura, desescombrar lo viejo e inútil y construir lo nuevo y propio.

No podemos pretender ser seres despiertos y concienciados, y seguir con creencias e ideales que está demostrado que no sirvieron. No basta con afirmar nuestra condición, debemos practicarla también y ser consecuentes. Al humano se le ha separado, etiquetado y clasificado como un animal de granja, se le ha acotado en un entorno (frontera) y se le ha soltado para que produzca, en un sistema que esta construido para penalizar a aquel que piensa por si mismo y que ve la competencia como un reto al que no aspira en modo alguno. Si de verdad no nos consideramos animales, debemos dejar de pensar como tales, debemos tirar esos pilares que nos sujetan a una realidad que no nos identifica y no nos sostiene, que el apoyo y el suelo firme que creemos pisar no es mas que una ilusión, que esas muletas que nos ayudan a levantarnos en realidad son anclas que nos mantienen amarrados y sujetos a una estructura que nos encapsula y nos limita.

La trampa en la Reencarnación.






En contra de lo que las religiones predican, al fin sabemos que existe la reencarnación, que es un proceso en el que el alma encarna una y otra vez hasta cubrir un cupo de experiencias que le permitan crecer y evolucionar. Estas experiencias físicas se suceden una tras otra a lo largo de los tiempos, cubriendo algunas de ellas, espacios de tiempo, de miles y miles de años de encarnaciones. Esto te lleva a plantearte un par de cosas ¿Cuántas encarnaciones son necesarias para cubrir el espectro experiencial necesario? Y ¿Tan torpes somos que después de miles de encarnaciones seguimos sin aprender? Yo personalmente no lo creo, y empiezo a pensar que hay un componente con el que no contamos y que nada tiene que ver con el Karma.

Uno de beneficios de poder recordar vidas pasadas, aunque solo sean breves episodios, es que te terminas dando cuenta de que no todas esas vidas desperdiciadas han sido nefastas, cargadas de errores, no pueden ser tomados como acumuladores repletos de karma que purgar mas adelante, si no todo lo contrario. Muchos de nosotros hemos sido poco mas o menos como somos ahora, seres humildes trabajadores que hicieron lo que pudieron con lo que tuvieron, formaron sus familias, criaron a sus hijos y murieron dejando una pequeña huella en los que lo amaron, pero en la mayor parte de esas vidas no hubo grandes debacles, fueron vidas comunes y mundanas, lo que yo llamo las tres H, honradas, humildes y honestas. ¿Entonces que esta pasando? ¿Por qué estamos tantos aquí? ¿Por qué no podemos salir de esta rueda?

Atrapado en la Conspiración.







Los inicios en el despertar son difíciles, darte cuenta de la gran mentira que te rodea puede propiciar que tu cabreo inicial, se torne en obsesión y entres en la dinámica conspiranoica, que esta te atrape y te obsesione y trates de llegar al fondo de todas las cuestiones que te ocultaron y persigas ese santo grial que es la verdad. Esta es una etapa que todos pasamos y que debemos quemar, levantar la alfombra y ver toda la basura que allí se esconde a nuestros ojos, es quizá una de las etapas que cada uno de nosotros con mas energía hemos emprendido, limpiar esas mentiras y lograr arrojar luz sobre toda esa nube de programación que nos fue instalada en nuestra mente, para aclararnos y poder continuar con paso firme por el camino de la verdad. Pero es muy común que quedemos atrapados en la conspiración y una vez descubierta una, nos topemos con otra mayor y así sucesivamente hasta que no veamos otra cosa más que sombras y mas sombras.

Hay conspiraciones para todos los gustos unas están encadenadas a las otras formando una gran trama de ocultación, de la que una vez entras es difícil salir, porque intentar resolver miles de años de falsedades es una tarea, que afrontar en una vida, no da tiempo físico para aclarar totalmente, como mucho sacaras conclusiones, teorías, conjeturas y finalmente confusión. Con el paso del tiempo si no has quedado ya atrapado, te darás cuenta que esas mentiras que han sido reveladas no son mas que un anzuelo, para quedar comulgando en una gran rueda de molino. Te das cuenta que te dan un gran banquete de migas, pero nunca llegaras a coger esa gran tajada que te permita aclarar tu mente y cuadrar suficientemente toda tu información. Siempre estarás cayendo en una espiral perpetua de desinformación y medias verdades. Serás un burro persiguiendo seis o siete zanahorias distintas sin llegar a lograr coger ninguna, eso es la conspiración.

Familia Toxica 2 : Como vivir con personas Negativas.






Una vez asumes y eres consciente de que tu entorno familiar no es sano, que tus energías te abandonan en todos y cada uno de los conflictos inútiles que tienes con ellos y sabes que no tienes escapatoria a corto plazo. ¿Qué se puede hacer?. Una vez que eres consciente de que las personas que te rodean son de corte negativo, que constantemente tienes ante ti un festival de dramas, victimismos y culpabilidades, que te perjudica anímicamente y mina tu moral. Esas personas que no paran de regodearse en lo que pudo ser (el famoso “y si…”), un temor perenne a lo que puede llegar, una vida anclada en el pasado o temerosa del futuro o incluso ambas. Asimilan y absorben el dolor ajeno y lo asumen como propio, retroalimentándose una y otra vez en ese bucle sin fin de negatividad.

Tú como ser humano positivo, te dejas llevar por la lógica empática y tratas de sacar a ese ser querido de ese bucle infinito de dramas, intentas con todas tus ganas rescatarlo de las garras de la negatividad, te sacrificas por aportar algo de luz a esa oscuridad y finalmente eres absorbido por ese tifón. Cuando pasa la tormenta tú terminas exhausto y sin embargo, el ser negativo que convive contigo sale exultante y victorioso, se embarro de la negatividad que tanto le gusta y saco de ti toda tu energía.


Concepto personal de Dios.






Todos tenemos una visión particular de Dios, algunas de ellas muy alejadas de lo que mandan las religiones, otras regidas estrictamente por lo que nos dicen estas sectas. Todos tenemos ese vínculo que nos dice que hay algo ahí, pero que no sabemos explicar. Intentamos autosatisfacernos con un... “en algo hay que creer” cuando en realidad es todo lo contrario. Nos conformamos con una imagineria, una ritualistica, una simbologia, una oratoria y unos templos en los que encerrar esa divinidad y apropiárnosla de algún modo, exportamos e impregnamos de esa magia divina, elementos físicos inertes y vacíos, carentes de todo don y sin embargo, les atribuimos toda esa capacidad que solo se encuentra en nosotros.

Es común que se asocie a la idea de Dios a un anciano de larga barba blanca, de pose cariñosa y paternal, que sentado en su trono celestial, cuida y vela por su creación para posteriormente juzgarla y castigarla, si esta se desvía del camino marcado. Esa visión errónea e infantil, de ese anciano venerable, viene por esa sentencia sagrada que dice que “estamos hechos a su imagen y semejanza” o el manoseado “padre, hijo y espíritu santo” que tantos quebraderos de cabeza a dado a mas de uno, por ser algo del todo improbable y que elimina de la ecuación al elemento básico e imprescindible de toda forma creadora, la mujer. El universo esta formado por la generación, esto es la unión de lo femenino y lo masculino. De esta unión y solo de esta unión, es posible la creación, esta que tocamos y todas las que no percibimos. Es solamente tras esta unión como la vida se forma y es la formula que utiliza el cosmos para replicarse así mismo, por lo tanto es de lógica pensar que Dios es al menos una parte femenina y otra masculina.

La Edad Cíclica : Como medir el tiempo adecuándolo a nuestro proceso físico.






El hombre ha mirado al cielo desde siempre, y con el paso del tiempo ha sido capaz de medir los ciclos de tiempo a través de los astros, fraccionando estos ciclos, en un intento de medir con cierta precisión y adecuar su rutina a estos ciclos. Medimos el ciclo solar y el ciclo lunar, en base a estos nos regimos, y nos medimos también nosotros. Tenemos nuestros calendarios mas o menos precisos con los que medimos dichos ciclos. El tiempo que tarda La Tierra en hacer su giro completo alrededor del sol, lo llamamos año y lo fraccionamos en meses, estos a su vez en días, posteriormente estos en horas y así hasta lograr fracciones infinitesimales. Bien, si al igual que La Tierra cumple su ciclo solar de traslación, nosotros adecuamos nuestros ritmos a este ciclo sumándolo, según los vamos viendo acontecer, a este proceso lo llamamos edad, pero obviamos que en nuestro alrededor se cumplen otros ciclos, el ciclo solar es importante, pero en cuestión de ciclos, cada ser vivo tiene el suyo propio.

No podemos medir el ciclo de vida de un insecto con fracciones de ciclo solar, porque seria inexacto y poco preciso (toda fracción de tiempo se basa en el ciclo solar de traslación de 365 días), como nos pasa con nuestra edad, tampoco podemos usar la misma medida de tiempo para el resto de los seres vivos, de echo intentarlo seria erróneo. Cuantas veces hemos oído que un año en un perro, por ejemplo, debía ser multiplicado por siete, en que se basa este razonamiento, simplemente en intentar extrapolar el ciclo del animal al ciclo humano. El ciclo humano no se debe medir en ciclos solares, o sea en años, porque es erróneo.

La Aventura del Despertar : El camino del conocimiento y la conciencia.






Estar despierto se esta convirtiendo poco a poco en un estado en el que el humano medio esta llegando lentamente pero de forma segura. El mejor termómetro para medir el despertar de las personas es Internet, allí se vuelca de forma indiscriminada, las dudas, las creencias y las carencias. Estar despierto quizá pueda parecer una categoría, algo que te distingue y te hace superior, diferente, mas evolucionado. Algunos lo dogmatizan todo y vuelven a adentrarse en la vorágine de las creencias, otros se convierten en integristas de la verdad, predicadores apocalípticos del fin de los tiempos o se auto proclaman poseedores rotundos de la razón y luchan por ella. Estar realmente despierto no te da superpoderes, ni te hace especial, pero si te da una responsabilidad, la responsabilidad que da el conocimiento y el uso que se le da al mismo.

Se puede despertar de varias formas, pero todas requieren un proceso previo, unos pasos que consciente o no, tuviste que dar, un difícil camino lleno de obstáculos, dudas perpetuas y continúas diatribas. El inicio de tu aventura en un camino pedregoso, caminando a contra dirección, luchando contra uno mismo y siguiendo intuitivamente aquello que tu corazón te dice que es correcto, a pesar de, que eso va en contra de lo que debe ser normal en alguien como tú. Un día despiertas, tú solo, incomprendido y contrariado. Llegas al final del camino para darte cuenta, que en realidad has iniciado otro, aun mas difícil y serpenteante, una cuesta arriba, que tienes el deber de sortear.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...