Ser Honrado, Honesto y Humilde, no necesitas mas.







Muchas veces te habrás cuestionado si eres bueno o malo, si estas en el camino correcto, si tu modo de actuar y de afrontar tus situaciones cotidianas son las adecuadas. Cuantas veces te habrás preguntado si lo estas haciendo bien, si existe el pecado o habrá castigo. Nada de lo que pueda decir a partir de ahora puede quizá, hacerte cambiar de opinión, desde siempre hemos creído que ser bueno es sinónimo de santo. Un ser inmaculado e intachable que actúa de forma ecuánime y correcta de forma perenne, y por defecto, alguien tocado por la mano divina, que hace milagros o es capaz de cosas asombrosas. Estamos tan engañosamente extraviados en esos programas, que olvidamos que lo importante no esta en la santidad, ni en lo espiritual y milagroso que seas. La simbología cristica ha empañado la verdadera esencia de como caminar de forma correcta por este mundo, hemos andado ciegos, confusos y perdidos por toda esa cantidad de información inútil que se nos da y nos atora.

Ser muy espiritual y tener conocimientos avanzados en estos temas no te hace estar tocado por lo divino, empollarte los chakras y saber al dedillo cientos de mantras no te da la llave de la divinidad. Esto no es una competición, no se eleva nadie por conocimientos y dominio de técnicas, todo esto es accesorio y para nada el no saber que es la Kundalini, te privara de tu trozo de cielo. Yo diría que quizá, se es mas espiritual no teorizando y si practicando, de nada sirve saber donde se sitúa el sexto chakra y el color que tiene, si luego eres un interesado que solo persigues un interés físico o monetario. Hay muchos “espirituales” expertos de Reiki, Yoga o cualquier otra técnica, que en realidad solo buscan carne o pasta en su menú. La religión tampoco te hace mas espiritual, es mas, diría que te aleja y mucho de esa meta, el alma no es propiedad de la religión y solo profesar una creencia de estas es un verdadero insulto a la inteligencia que portas en tu interior.

Conoce a los Maestros de la irrealidad.







El holograma que nos sustenta y que nos mantiene en esta prisión llamada Tierra es el resultado del proceso y la emisión de distintos tipos de ondas y frecuencias de baja densidad, de luz y sonido, emitidas desde algún punto desde la Luna y Saturno ¿Por qué la Luna y Saturno? Solo debemos remitirnos a las iconografías religiosas antiguas, como adoraban a Saturno y lo consideraban un dios y posteriormente fue transformándose hasta acabar convertido en la muerte con la eterna imagen de la parca y la guadaña, una segadora de almas, una cosechadora. La Luna por el contrario siempre ha sido un elemento de control, los ciclos terráqueos, están muy influenciados por su presencia, es desde allí donde se opera el control mental, tanto consciente como inconsciente. Muchas son las investigaciones que reportan emisiones de radio desde la Luna e interferencias de distintos tipos, y esta, solo seria una de las múltiples utilidades que este satélite artificial posee.

En el holograma existen, una especie de operadores de la Matrix, unas inteligencias que a modo de programadores informáticos, estarían depurando el código que permite que ese holograma funcione en condiciones optimas. Serian los encargados de mantenimiento de ese potentísimo y complejísimo sistema informático, que estarían operando y emitiendo sobre nosotros. Estas entidades tendrían repartidas sus funciones en tres grupos básicos que gestionarían las tres capas que forman el holograma, que controlarían que todo continúa en orden y resolvería posibles contingencias que surgieran en el programa. Los tres grupos llevarían a cabo distintas funciones cada uno asumiendo a la vez otras complementarias, el primer grupo controlaría el estado consciente del Ser, controlaría las mentes y monitorizaría los posibles errores que pudiera dar el código en esos instantes, serian operativos durante el día y nos tendrían fichados y monitoreados a todos y cada uno de nosotros. El segundo grupo operaria durante las noches, controlando los viajes en el astral de las almas durante los periodos de sueño, anulando y borrando los recuerdos de todos aquellos que durante la noche abandonan su cuerpo para “soñar”, controlarían a su vez los ciclos terráqueos. El tercer grupo se encargaría de la muerte, serian los encargados de controlar la simulación en el momento de la muerte para que esa alma reingrese al programa y encarne nuevamente, ellos tendrían distintas simulaciones según los programas y las creencias que esa alma recibió en vida, después de un breve periodo en ese “cielo” donde el alma esta sometida y esta siendo ordeñada, se le borraría la memoria y se le volvería a ordenar la encarnación, mediante técnicas, con las que estas entidades están programadas, para que esa alma a través de su voluntad y el libre albedrío acceda a reencarnar.

El Tesoro oculto del Ser Humano.






Ocultación, confusión, conspiración y ofuscación, todo ello sumado al constante mare magnum de emociones y sentimientos que nos abotargan. Somos nuestro propio enemigo, gracias a la programación mental imbuida en nuestra educación, sumado a una realidad hipócrita y farisea, que nos permite tocar su fina piel y nos sume en un letargo, que acaba por enjaularnos de por vida. Un proceso costoso y altamente estudiado, una tecnología social tejida en una oscura y opaca lona, que por mas que dediquemos toda nuestra existencia en rajarla y descubrir lo que oculta, una mentira tan bien tejida y tan extensa, que finalmente no nos dará tiempo físico a deshilacharla completamente. Eso es lo que el Ser vestido de humano, no acaba de ser consciente, esa es la autentica verdad que no quieren que termines de averiguar.

Desde el minuto uno de vida la maquinaria del sistema se pone en funcionamiento, para evitar que conserves intacta toda tu luz, que el Ser que se encuentra estrenando traje humano, se percate de cual es su verdadero fin, los primeros años de adaptación al medio y de total dependencia maternal, están constantemente programados, para que ese pequeño e indefenso Ser, se centre y se adapte cuanto antes a la virtualidad física, a la programación de lo normal y a la asimilación de lo lógico. Son los padres, que inconscientes buscan insertar en la matriz a ese Ser recién llegado. Unos primeros años de reeducacion para que esa alma, desconecte definitivamente de la verdadera realidad. La inocencia, la curiosidad, la imaginación y la creatividad, son convenientemente extirpadas, para que el sistema educativo no detecte esas taras. Memorización, cuadriculación, esquematización… mentes robóticas y racionales. Finalmente terminan su educación programada y obligatoria, convirtiendo al Ser, en una herramienta engrasada y lista para lubricar la maquinaria social. El alma atrapada en un cuerpo y una mente esclavizada, aislada de su esencia y transformada en un simple recurso, una materia prima, sin sentimiento y sin alma.

Mentiras, Medias Verdades, Desinformación y Mentiras…






La mentira, esa pequeña y gratuita herramienta que la experiencia nos ha enseñado, que bien usada es mas útil y eficaz que la verdad. Manipular, engañar y eludir los verdaderos motivos que nos impulsan, han sido sinónimos durante toda nuestra historia, de éxito seguro. Un defecto como es creer, es el principal motivo por el que la mentira crece y se multiplica. Creer y ser creído se ha convertido en un acto de fe, que transportado a los medios de comunicación, transforman la información en autos de fe, dogmas, que camuflados tras una cabecera y una praxis dudosa, vierte indiscriminadamente una pandemia vírica de ignorancia y confusión. Las mentiras tienen una vida escasa, son de corto recorrido, tienen las patas cortas, por así decirlo, por ello, son repetidas constantemente, para que sean asumidas como verdades, y así provocar al incauto, la total ausencia de sentido común, y convertir su sentido critico, en una acomodada, perezosa y  conformista mentalidad de ganado bovino.

Es constante la sensación y así lo hacen constar, que el buscar la verdad suponga un esfuerzo, una lucha enconada e inútil por conseguir algo que quizás te duela demasiado, es la filosofía del uroboro, esa pescadilla que se muerde la cola que nunca logra nada con su esfuerzo, por eso es mejor no arañar nuestras gargantas con verdades toscas, cuando desde esa lisa y fina pantalla nos dan la suave y cálida papilla, que cucharada a cucharada, nos alivian del trabajo de tener que masticar demasiado esa dosis informativa. La mentira no es el delito de aquel que la trabaja, es el que la consume el verdadero culpable, ya que permite que su conciencia opte por la opción cómoda y poco comprometida, es mas sencillo creer, que conocer, la mentira es suave como el terciopelo, la verdad es osca y requiere de un esfuerzo para digerirla correctamente.


Oscuros parásitos se alimentan de tus emociones.






La naturaleza nos muestra múltiples formas en las que los seres vivos se alimentan unos de otros. En multitud de ocasiones hemos visto como el fuerte se come al débil, el grande al pequeño y así en multitud de formas y entornos, pero la forma de vida que mas se extiende en la naturaleza es la parasitaria. Desde una insignificante bacteria, al humano mas inteligente, algunos seres buscan en la parasitación su modus vivendi, conseguir lo que necesitan sin esfuerzo y en la mayoría de las veces, sin que la victima sea consciente de que esta siendo parasitado. Es de todas las formas de vida, la mas injusta y la que mas odio y desprecio despierta, ya que utilizan la debilidad y la inocencia ajena como medio de conseguir lo que se proponen.

Son muchas las especies las que utilizan el parasitismo como medio de vida, ya sea para incubar huevos de otra ave o para inocular larvas que devoren lentamente a su victima, sin que esta se percate. Los humanos no somos menos, y aquello de “arrimarse al sol que mas calienta” a sido el modo en que muchos han parasitado a aquel que tenia éxito en su entorno. El pelota, es solo un mediocre que trata de evitar que el resto se percate de su condición, y parasita a todo aquel que pueda sustentarle en ese entorno, ya sea laboral o social. Cuando es nuestra energía, el recurso que el resto parásita, el modo cambia y es mas difícil de detectar, muchos son los “humanos” que parasitan a un igual y extraen de él todo su potencial. Es difícil que seamos conscientes de esta forma parasitaria y nos obcequemos al buscar otras causas, para ese repentino bajón energético, estrés, anemia, tensión baja… pero nunca pensamos que alguien nos pueda parasitar o nos vampirice cada día en el trabajo o la reunión con los amigos.

Un Ser Gris : El equilibrio como forma de vida.






Ser equilibrado, ser gris, ni muy oscuro, ni muy claro. En el equilibrio esta la esencia de toda tu experiencia, lograr ese punto medio, en un mundo en donde los extremos esta la única opción disponible. Saber lidiar con todo y aun así, mantenerte en esa complicada y delgada línea que separa lo bueno de lo malo es un reto. Vivir como auténticos funambulistas acosados por el ego y los sentimientos engañosos, las falsas sonrisas del entorno y las influencias falsamente comprometidas, los vínculos y las alianzas, la tribu y la tierra. Habitualmente nos encontramos con personas que nos ofrecen su mano, ocultando un puñal en la otra, nos regalan sentimientos de cartón piedra, nos confunden con cantos de sirena y nos petrifican con miradas de gorgona. Tiburones de pecera, que nadan en círculos esperando que empiece a gotear la sangre de tu fracaso, piratas de la promoción y el ascenso, a la cúspide de la pirámide escalonada del abismo, el éxito en la alfombra roja de la inhumanidad.

Pisar fuerte y no dejarnos arrastrar por esa corriente, se convierte en un esfuerzo sobre humano, que día a día, nos mina y desgasta nuestras fuerzas. Nos dijeron… compite, se el primero, es mejor pisar que ser pisado, mata o te mataran y finalmente, competimos, únicamente para no perder, sin propósito y sin meta, sin victoria, porque nunca ganas cuando compites, esa es la trampa, y tarde o temprano, te das cuenta. No encontramos recompensa en el esfuerzo y no sacamos beneficio de la humillación, no nos sentimos parte de ese modo de afrontar la vida y nuestra actitud mediana nos señala y nos expulsa del sistema. No somos mas que sombras en una oscuridad existencial, dentro de una oscura sociedad. Encontramos la luz en el rechazo sistemático de aquellos que atesoran la verdad y la razón, una verdad de purpurina y una razón de papel couche. Tópicos típicos del ignorante, que no sabe que lo es y del sabio que no sabe. Conocimiento inconsciente que señala instintivamente al loco y aplaude al necio botarate.

Falsas deidades se alimentan de tu Devoción.






Miles de años y cientos de civilizaciones adorando a falsos dioses. Politeísmo y posteriormente el monoteísmo se han ido encargando de monopolizar y redireccionar convenientemente nuestras energías a través de la fe. La religión es un tema sensible que toca las creencias más profundas y arraigadas del ser humano, todo su miedo, su fragilidad existencial, su enfrentamiento con la muerte, fue convenientemente programado y canalizado, generación tras generación para mantener al rebaño encerrado en esa prisión mental. Sacerdotes (pastores) han cuidado y alimentado al rebaño con ese mana, lleno de culpa y de juicio, reclamando primero la sangre de inocentes y posteriormente su devoción. Se cuentan por millones los centros de devoción, en los que estos incautos e inocentes sujetos se dirigen piadosamente a descargar su dosis energética, para alimentar en esos ritos o misales, a unos dioses que de Dios tienen muy poco.

Todas las religiones erigen mastodonticos templos, los forra de imágenes o símbolos, crea una atmósfera propicia y utiliza programación mental a través de rezos mantricos, con los que condicionar la mente, e iniciar así el festín. Los pasos a seguir, sea la religión o el culto que sea, son muy parecidos cambian las formas, pero el resultado es el mismo. Las religiones modernas no manchan sus altares con sangre, este elemento ha sido transmutado por elementos simbólicos en los que se emplea un ritual de transustanciación, para que no desaparezca del todo ese rojo elemento, una vez se ha completado el misal y el cordero a sido sacrificado, el rebaño vuelve al redil con su conciencia tranquila y su cuerpo energético parcialmente sustraído. No existe una sola religión, culto o creencia sobre la tierra que no este manipulada y orientada a la alimentación de entes que desde hace milenios adoptan roles divinos para saciar su apetito.

Atrae a tu vida lo que deseas.







Una vez empezamos a asumir las leyes universales, intentamos no acumular mas Karma, pero también surge la posibilidad de invertir la polaridad de nuestra vida e intentar atraer algo positivo y fructífero a ella. Para lograrlo puedes tirar de best seller y aplicar esos métodos milagrosos que tantos libros vende y que pocos “secretos” desvela. Existe la errónea concepción de que la ley de la atracción te puede hacer millonario en dos días y lo que de verdad tenemos que entender, que la meta final al corregir lo que no funciona en nuestra vida, no lo va a solucionar el dinero, es mas, lo normal es que el dinero nos complique aun mas la vida. Las leyes universales en general bien empleadas juegan un factor fundamental en nuestro propio beneficio, pero esa máxima que nos venden que dice… “si te sientes millonario, serás millonario” hay que cogerlo con pinzas.

Tenemos primeramente que entender que la ley de la atracción funciona por defecto, esto quiere decir que funciona si o si. Debemos quitarnos de la cabeza esa idea de  “a mi no me funciona” por que es falsa, si funciona, pero no estas logrando lo que deseas, y esto sucede por una causa muy sencilla, no crees en ti. Para que la ley de atracción empiece a atraer esas cosas, esas situaciones o esas personas que buscamos y deseamos, lo primero que se debe hacer es empezar a tener una Fe de hierro en nosotros mismos, saber que cualquier cosa que te propongas lo puedes lograr y tener la absoluta certeza de que esto es así, si elevas la auto estima y la confianza en ti mismo, estas en el buen camino.

Como crear tu propia realidad.






A menudo hemos oído o leído, en alguno de los medios alternativos a los que accedemos, que nosotros creamos nuestra realidad, que la capacidad humana para la creación es innata y la empleamos por defecto, normalmente de forma inconsciente. Esto así dicho queda muy bonito, pero nadie nos cuenta el mecanismo por el cual nosotros creamos y damos forma a esa realidad que nos acucia y nos llena de dramas. Porque en realidad, nadie en su sano juicio crearía toda esa cantidad de problemas que nos acosa y agobia día a día. Entonces… ¿Qué clase de realidad estoy creado? ¿Cómo puedo saber que lo que me llega lo he creado yo mismo? Debemos entender que la ley de creación y la de atracción van solapadas y donde termina la una, empieza la otra, por lo tanto de nada servirá crear una situación propicia si luego no sabemos atraerla.

La realidad que creamos es proyectada por nuestra mente previamente. Todos nuestros pensamientos se van formando en una realidad sutil. Esta realidad ilimitada en espacio y posibilidades, recoge toda nuestra creación mental y la hace tomar forma. Una vez nuestro pensamiento toma forma en esa proyección mental, esa forma física creada con nuestra mente, queda pendiente de nuestra orden, para ser atraída a nuestra realidad física cotidiana. Nuestras creaciones mentales no suelen ser cosas físicas, si no mas bien situaciones, encuentros o lo que se ha llamado como sincronicidades. Con nuestro pensamiento tejemos una realidad que para que tome forma debemos alimentarla energéticamente y mentalmente, cuanto mas presente tengamos esta proyección mental en nuestro consciente mas posibilidades tendremos, que esa realidad se haga real.

Tú eres tu propio Maestro.






Vivimos tiempos convulsos, tiempos raros, extremos, donde podemos ver a diario gestos de amor incondicional y odio visceral solapados. Vivimos pensado que los cambios se producen por grandes gestas, grandes manifestaciones colectivas y obras mayúsculas, tendemos a creer que el bien y el mal están en constante lucha, un enfrentamiento visceral y sin tregua que no hace prisioneros y no descansa hasta eliminar por completo al otro. Creemos a su vez erróneamente, que el mal es una esencia intrínseca al ser humano y que el egoísmo reinara en su corazón por siempre, que el trono del alma lo tomaron las bajas pasiones y los comportamientos instintivos y rudimentarios de la mente. El cerebro reptil, estrangula la poca humanidad que nos queda cuando mas falta hace y finalmente nos rendimos ante la evidencia de que somos animales irracionales incapaces de sentir y asimilar el dolor ajeno.

Esto no solo es falso, si no que es la gran mentira que nos han hecho creer durante siglos. Se empeñaron en hacernos creer que somos incapaces de ser completamente civilizados, que llamarnos animales seria ofensivo para el reino animal, que somos incapaces de aprender y de enseñar, que necesitamos un patrón bien marcado y definido, un camino de baldosas amarillas por donde caminar, para no perdernos, seguir las migas de pan que otro dejo en el camino, para que aprendamos de forma básica y rudimentaria como llegar de A a B, sin extraviarnos, pero esto se acabo y debemos empezar a reestructurar nuestros conceptos y empezar a elevar nuestra mirada, tomar las riendas de nuestra civilización y desembocarla allí donde queremos, como humanidad en conjunto y no como un rebaño, una manada de cerebros huecos sin alma, desconectados del mundo y su naturaleza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...