La Agenda del Perdón.






Parece que vienen tiempos de cambio, esto es algo que nadie puede negar. Algo se esta cocinando, pero poco podemos prever, si acaso especular, sobre el como y el cuando. Estos cambios serán decisivos, pero cómo siempre, los mismos de siempre, trataran de desvirtuar y confundir, este proceso que esta sujeto a un orden natural, para arrimar el ascua a su sardina, y llevarse su tajada. Para que no caigamos en sus redes, tendremos que estar atentos a todos sus movimientos. Despacio, poco a poco vamos averiguando quiénes están de parte de ese sistema, en el que se dedican a fabricar creencias o nuevos paradigmas, como les gustan a algunos, para confundir a las masas con sus falsas apariencias de despiertos, divulgadores, conscientes u holisticos, detrás de todo ese escaparate, solo hay un adoctrinado, instalando un programa.

Uno de los factores a tener en cuenta es el modo en que funcionan sus agendas. Este poder oculto y cobarde que desea zancadillearnos nuevamente de forma indirecta, no tienen un plan A y un plan B, como únicas opciones. Para que los resultados que persiguen se materialicen, en realidad lo que tienen es una gran multitarea, donde una gran cantidad de agendas se solapan e incluso se combaten. Tenemos que tener en cuenta, que desde sus posiciones se liberan todas las corrientes mayoritarias que existen, para lograr salirse con la suya, ellos ocupan ambos lados de la dualidad. Son los malos y los buenos, pero ademas son los disidentes de estas posturas. También controlan la insurgencia, y de ellos nacen esos múltiples planes de liberación y redención. Todo esta monopolizado, para que cualquier intención que nazca de nosotros, sea ya patrimonio de ellos y no haya otra opción posible. Procuran estar de vuelta antes de que logremos dar siquiera el primer paso.


El Sistema Invertido.





Existe un orden natural, una forma de crear conforme a unos patrones que  se pueden comprobar de forma sencilla, cómo se origina y se destruye la creación, como estos patrones, se repiten y se repiten en el planeta, y más allá de sus fronteras. Esos patrones basados en geometría y matemáticas, forman parte de ese orden natural al que toda la creación está sujeta. Se puede especular sobre si esto es originario de una inteligencia o es una forma de simulación, este campo tan vanguardista está sembrado para que vayamos un poco más allá de lo que la lógica racional nos permite. Por el contrario el sistema en el que vivimos no es natural y su forma de expresión y supervivencia, nos merma y nos enferma, pero ¿qué es el sistema?

Socialmente se conoce al sistema, como el orden por el cual nuestra civilización se rige, este orden comprende un estado social, ideológico, económico, político y teológico, cinco puntas de una estrella en la que todas esos vértices nacen de un cetro un tanto difuso y difícil de identificar, pero qué ejerce a través de sus ramificaciones un férreo control sobre los individuos. Este sistema no solo nos controla físicamente, psicológica y moralmente, para su supervivencia requiere ejercer un control desde otras capas de la realidad las cuales escapan a nuestros sentidos. Todo lo que vive en este sistema, pertenece al sistema. El sistema no solo son los bancos, los políticos o los estamentos religiosos, también pertenecen a él, esos entes o inteligencias que no está reconocida su existencia ni siquiera por el propio sistema, esa es su mejor baza, ya que guardan unos intereses y unas motivaciones alejadas de lo que el sistema puede ofrecer a cualquier mortal. De cara a la galería, si no existe no puede ser desmontado y expuesto por eso su intención esta siempre oculta a nuestra restringida y programada mente.

Cuando abrimos nuestras miras e intentamos englobar todo aquello que desde distintos puntos fluctúa para centrar todas sus opciones en nosotros, opciones en las que ya no hay metas de dinero y poder, sino que son más sibilinas y siseantes. Tenemos que vernos obligados sin más remedio, a formar unas señas que nos permitan identificar sus patrones aunque solo sea por supervivencia. El sistema en el que buceamos tiene una formula viciosa, un patrón que repite constantemente y que nos permite estar alerta e identificar si es algo que proviene de sus intestinos o si por el contrario es algo natural de acuerdo al orden creado en origen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...