Que signos deben aparecer para empezar a creer en el cambio.





Supongo que estas más que harto de promesas, de que en las corrientes de información alternativa se den plazos, fechas, eventos. Que te digan que los mafiosos pierden poder, que hay un plan para liberar al ser humano, que si Nesara/Gesara, que hay incluso confederaciones de todo tipo pendientes de que ese cambio se de, pero pasa el tiempo, y nada. Todo sigue igual, pones la tele y los mismos siguen robando tu dinero, tú sigues siendo igual de pobre, miras al cielo y sigues viendo las mismas estelas de todos los días, la misma hipocresía en la calle, en la política, y tu banco, “y cada vez el de más gente” sigue agobiándote para que pagues los recibos pendientes.

Que debería pasar para que de verdad pudiera creerme toda la morralla que hay en la red, sobre ese cacareado plan para liberarnos, cosa que a mí particularmente me da repelús, ya que la experiencia dice que podemos salir de una y entrar en otra peor.

Hay unas cuantas cosas que deben ocurrir para empezar a intuir un proceso de cambio. A día de hoy lo podemos ver únicamente en las personas, las cuales empiezan a replantearse seriamente todo eso que hasta hace poco creyeron de forma dogmática. Ciertos axiomas van rompiéndose, pero nuestra realidad cotidiana y sus expectativas de futuro parecen estáticas. Mismos perros, distintos collares, haciendo las mismas cosas que otros perros hicieron siglos atrás con nosotros.


Funambulistas de la luz.







Si hay algo que tuve claro hace tiempo, cuando empezó a llover información de todo tipo a través de las webs, es que podía ver un patrón claro, un argumento común en todas las canalizaciones, y en muchas experiencias de contacto, todas venían o bien de otra dimensión/densidad o de una constelación a cual más genérica. Siempre vi estos orígenes como una máscara por la cual no dejar claro su verdadero origen, y no evidenciar sus verdaderas intenciones, lo cual para mí era digno de sospecha, en cambio a la mayoría le era algo aceptable y lógico.

Tras la globalización y los movimientos migratorios, todos nos hemos ido acostumbrando a tratar con personas que llegan de los puntos más remotos del planeta, unos rechazan o temen esta integración y otros como en mi caso, saciamos nuestra curiosidad por saber más y conocer un punto de vista distinto. Esas personas de lo primero que te hablan es de su pueblo, de su tierra y de sus costumbres, para finalmente comprobar que no hay tanta diferencia en la mayoría de los casos y que estés donde estés, te acaban pasando las mismas cosas y acabas viviendo las mismas experiencias.

Pero en el caso de estas informaciones canalizadas o compartidas a través de relatos de contacto, siempre hay un aire de superioridad que lo rige todo, relatos condescendientes llenos de argumentos confusos, relatos de un futuro idealizado y tamizado con los mismos mecanismos por los cuales mordimos los anzuelos de la religión. Poco a poco se fue fraguando en mí la absurda idea de que quizás no estaban tan lejos como suponiamos o que quizás no venían de donde decían.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...