El Plan Toxico Cósmico.





Siempre que he visto desorden y caos entre personas de un mismo núcleo familiar, me he preguntado... ¿A quien beneficia esto? Me niego a creer que el mal es inherente al Ser humano, y es sin duda algo mas que una simple provocación de un hermano hacia otro. Hay varias sumas de factores las cuales nos llevan a este resultado tan infructuoso, pero todos esos factores hoy, no son mas que la prueba, de un largo periodo de incubación, en fases de prueba y error.

Para demostrar esto habría que remontarse a nuestra historia, pero los renglones que la reflejan solo son fruto del egoísmo de aquellos que quisieron inculcar sus ideas o sus razones sobre el resto, una sarta de mentiras y dobles intenciones. Nuestra memoria tampoco es un referente, apenas calan en nosotros las experiencias de nuestros mas recientes antecesores, como para tratar de buscar ahí referencias, por lo tanto, parecemos condenados a tropezar una y otra vez con la misma piedra, aquella que alguien coloco, y nos hizo recorrer un camino circular, para tropezar siempre en el mismo lugar.

La Biblia dice que dios expulsó a Adán y Eva por comer del árbol del conocimiento, pero yo lo que veo e interpreto hoy, es que ese "dios" puso una última prueba a sus portales orgánicos, y al haberla superado, ese mago negro con infulas de deidad, se percató que sus creaciones podrían no solo pasar desapercibidas, mezclados entre seres humanos sin ser detectados, sino que cumplirían al dedillo su misión.

Distorsionar, Confundir, Dividir e Intoxicar.

Tu Mente no fabrica Monstruos, vives con ellos.

Publicado el 16/03/2016 en redes sociales.
¿Aun crees que todo es fruto de tu Mente?
¿El mal que te acosa y te hace sufrir es solo el reflejo de ti o el encontronazo con tu sombra?
Es evidente que aquellos que quieren vivir a tu costa, van hacerte creer que la culpa es tuya. Si todo es fruto de tu mente, no buscas culpables, no buscas la verdad, y sigues engañado tratando de solucionar tus problemas con pastillas.
Malas pasadas de la mente dicen, lo que encuentras es el reflejo de ti, dicen, debes reconocer tu propia sombra, dicen...
Ya esta bien de tratarnos como a estúpidos, ya esta bien de culparnos a nosotros. La mayoría de nosotros no somos unos malnacidos que buscan el dolor y el sufrimiento ajeno, no lo disfrutamos y no vivimos de ello, por lo tanto, si no soy un psicópata ante el reflejo de lo que soy y mi sombra es solo el efecto de una "Falsa Luz".
Para encontrarnos a nosotros, lo que realmente somos, si queremos verdad y verdadera luz, debemos buscar dentro, pero si queremos encontrar culpables, siempre hay que buscar fuera.
Que no te engañen si tienes conciencia solo eres culpable de creer a esos que te engañaron, haciéndote culpable de algo que ellos mismos hicieron, con sus religiones, con sus sistemas, con sus leyes.

Como defendernos de la poca ética y moral de fuentes contactadas y canalizadas, y el protocolo a seguir para detectar esta contaminación.





Cuando accedemos a ciertas fuentes de información convencionales, exigimos un mínimo de rigor, y nos pedimos a nosotros mismos un mínimo de sentido común, cuando acedemos a esos mismos medios de comunicación.

No creemos a nadie “porque si” exigimos pruebas, datos, que estos estén contrastados, y que haya un mínimo de rigor a la hora de aportar pruebas que refuten cualquier cosa que se exponga o se refute. Esto nos escuda ante posibles engaños, nos tranquiliza y habitualmente estamos acostumbrados a que sean “expertos” o profesionales muy bien cualificados, los que den veracidad a sus argumentos, para encender nuestro piloto mental en modo “ON” y comenzar a creer dichos argumentos, solo por la base curricular de aquel que expone cualquier argumento, sopesado en una presunción de experiencia, sobre nuestro sentido común.

Por lo general la gente está educada y predispuesta a creer de forma automática, y cada vez son menos, por desgracia, los que dudan aunque sea, como un método propio de auto defensa ante cualquier charlatán.

Curiosamente el testimonio de un igual es el que se lleva las peores críticas, y debe pasar los mayores filtros. Se escruta y se analiza cada una de sus afirmaciones, se coteja y se disecciona cada una de sus frases, buscando a un posible infiltrado, a un falso disidente o a un desinformador, pero a cualquiera que presente un currículo medianamente completo, tiene por lo general, veda abierta para afirmar cualquier cosa que se le ocurra, que por lo general y sin que sirva de precedente, siempre va a encontrar poca resistencia.

¿No se debería exigir con el mismo rigor a todo aquel que nos dé información y exigirle un mínimo de ética y moral? ¿Solo porque se nos aporte una etiqueta que describa a esa persona o entidad como “Superior” ya sea por currículo, titulación, apellido, estatus o jerarquía es suficiente para darle todo nuestro crédito y creer de forma ciega?

Parece ser que Sí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...